Principales caracteristicas del USMCA

El Acuerdo Estados Unidos, México y Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés) tiene entre sus objetivos que las pequeñas y medianas empresas (pymes) participen en las cadenas de suministro de las empresas regionales y globales, y para ello estableció una serie de medidas para los gobiernos de cada país.


Las medidas contempladas en el capítulo 25 denominado Pequeñas y Medianas Empresas (ver capitulo), que no estaba incluido en el tratado original, estipulan la conformación de un comité en el que participarán representantes de los tres países, y el cual se deberá conformar un año después de que entre en vigor el acuerdo.

Este comité se reunirá cada año para que cada país presente avances y un informe sobre las medidas implementadas para impulsar el crecimiento, consolidación, integración a cadenas de suministro y las exportaciones de estas empresas.

Los integrantes de este comité tendrán que identificar medidas para que las pymes puedan aprovechar las estipulaciones en todo el acuerdo. Por igual se reunirán para intercambiar y discutir experiencias, mejores prácticas para apoyar y asistir a las pymes exportadoras o que busquen exportar.

Para fincar nuevas estrategias, los integrantes del comité pueden recurrir a la colaboración con expertos y donantes internacionales.

También tendrán entre sus responsabilidades echar a andar programas para la capacitación, educación comercial y en finanzas. Por igual organizar y procurar la impartición de seminarios, además de eventos para informar sobre los beneficios del acuerdo para las pymes.

Cada gobierno deberá de tener una página digital que sirva como herramienta de consulta para pequeñas y medianas empresas, pero también para grandes empresas que estén en busca de proveedores. Las páginas tanto de México, como de Canadá y Estados Unidos, deben ser bilingües.

Esta plataforma deberá tener enlaces a los otros sitios de los países del acuerdo, también de agencias gubernamentales relacionadas con el desarrollo de pymes, información para encontrar oportunidades de comercio, inversiones o hacer negocios en el territorio de los otros socios del acuerdo.

Se deberá incluir información sobre la regulación en aduanas, condiciones relacionadas con propiedad intelectual y derechos de autor, medidas sanitarias y fitosanitarias, registro para negocios, programas para apoyo al comercio y para el financiamiento, pago de impuestos y oportunidades para proveer a los gobiernos.

Según el texto del tratado, cada uno de los países tendrá que trabajar con sus socios, con el objetivo de que las pequeñas y medianas empresas puedan tener acceso a infraestructura para su consolidación y crecimiento, como incubadoras y aceleradoras, centros de asistencia para la exportación.

“El objetivo es crear una red internacional para compartir mejores prácticas, intercambiar estudios de mercado, además de acercar a las pymes a las cadenas de suministro regionales y globales”, refiere el que ahora será el capítulo 25 de la nueva versión del TLCAN.

Cada país por su parte deberá fortalecer sus actividades para promover las empresas propiedad de grupos de mujeres, pueblos indígenas, jóvenes y grupos minoritarios, por igual a las agrícolas y rurales.


Abrir el mercado lácteo de Canadá

En una victoria para Estados Unidos, el USMCA abrirá parte del mercado lácteo de Canadá a los agricultores de Estados Unidos. El tema fue un gran problema entre los dos equipos negociadores.

Bajo el TLCAN original, Canadá limitó cuánta leche y queso, así como otros productos lácteos, podrían entrar al país desde Estados Unidos.

Pero bajo el acuerdo renovado, Canadá establecerá nuevas cuotas para Estados Unidos. Aumentará el acceso al mercado de productos lácteos, aves de corral y huevos estadounidenses. A cambio, Estados Unidos permitirá que más lácteos canadienses, maní y productos de maní, y una cantidad limitada de azúcar, crucen la frontera, según un documento de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos.

Canadá también acordó terminar un sistema que mantenía abajo el precio de algunos productos lácteos, incluyendo la proteína láctea. Este cambio también permitirá entrar más productos lácteos de Estados Unidos al mercado canadiense.


Industria Automotriz

El nuevo tratado requerirá que más partes de vehículos se hagan en América de Norte con el fin de dejar a los autos libres de aranceles. Este requiere que el 75% de las partes sean hechas en Canadá, México o Estados Unidos, unos 12 puntos porcentuales más que bajo el NAFTA original.

Esta medida ayudará a mantener la producción de partes de autos en Estados Unidos y traer de nuevo alguna producción que se había ido a otras partes del mundo, dijo la USTR.

Estados Unidos había querido incluir en el nuevo acuerdo una cláusula que eliminaría el NAFTA luego de cinco años a menos que los tres países acordaran renovarlo.

En cambio, los negociadores lograron establecer en el tratado actualizado nuevos términos del acuerdo, acordando mantener el pacto comercial por 16 años, a menos que los tres países acordaran extenderlo.

Eso significa que la fecha límite podría ser extendida mucho más en el futuro, si los tres países acuerdan ya sea renovarlo o renegociar el pacto tripartito.

Estados Unidos, Canadá y México tendrán que reunirse cada seis años para decidir qué hacer.

El Gobierno Trump había estado buscando un tiempo más corto de cinco años en un esfuerzo para mantener el pacto actualizado. Pero México y Canadá estaban menos a favor de la propuesta argumentando que esto impediría la inversión en sus países si el futuro del acuerdo estuviera en cuestión.


Una tasa de cambio contenida

Dentro del acuerdo hay una disposición de divisas para disuadir a los países de que manipulen sus monedas.

No es probable que el lenguaje afecte a los tres países del TLCAN, que tienen un tipo de cambio flotante libre. En cambio, pretende ser una señal para otros países fuera de América del Norte.

Los países frecuentemente se comprometen a evadir cualquier manipulación injusta de su moneda, pero el lenguaje más riguroso del acuerdo podría darle a Estados Unidos más influencia en las negociaciones comerciales con países como China.


Una resolución en disputa

Cuando ocurra que los países estén violando el acuerdo, hay reglas estrictas para hacer que estos rindan cuentas. Dentro del acuerdo del viejo NAFTA había tres tipos de reglas.

Dos de esos sistemas de solución de conflictos permanecerán básicamente intactos, pero cambiarán de nombre.

El primero es un sistema para resolver disputas Estado a Estado, anteriormente conocido como el Capítulo 20. El segundo mecanismo es el viejo Capítulo 19 del NAFTA, que resuelve disputas entre dos países sobre casos de derechos antidumping y compensatorios. Esto también permanecerá intocable en el nuevo acuerdo.

Pero la diferencia es que otro proceso de liquidación, conocido anteriormente como el Capítulo 11, se eliminará gradualmente entre Estados Unidos y Canadá. Pero se mantendrá vigente en ciertos sectores clave como el petróleo y el gas, la infraestructura y las telecomunicaciones entre Estados Unidos y México.


Otros aranceles

Una gran pregunta es cómo los tres países resolverán las disputas sobre los aranceles de Estados Unidos sobre las importaciones de acero y aluminio.

Por ahora, esa parte, junto con los aranceles de represalia que otros países han impuesto, quedaron fuera del trato.

Esa parte deberá negociarse por separado, dijeron altos funcionarios del gobierno.


  • Interconnection
  • Interconnection
  • Interconnection
  • Interconnection