Se encienden motores para impulsar ratificación del T-MEC

El sector empresarial mexicano y el nuevo gobierno se reunieron este fin de semana para hacer músculo, junto con sus aliados de la Iniciativa Privada en Estados Unidos, para que el Congreso de ese país ratifique el T-MEC.


La relación comercial que teje Estados Unidos con China, así como el riesgo de que el mandatario de la Casa Blanca, Donald Trump, denuncie el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) son factores que han obligado al empresariado a encender motores para impulsar la ratificación del nuevo acuerdo comercial.


El sector empresarial mexicano y el nuevo gobierno se reunieron este fin de semana para hacer músculo, junto con sus aliados de la Iniciativa Privada en Estados Unidos, para que el Congreso de ese país ratifique el T-MEC.


Algunos de los acuerdos alcanzados serán mantener reuniones periódicas para retroalimentar al Senado mexicano para la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), acuerdo que supliría al TLCAN. Otro fue acelerar la aprobación de la legislación laboral.


Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), dio cumplimiento a uno de sus compromisos asumidos al tomar las riendas del empresariado mexicano, de impulsar la ratificación del nuevo acuerdo.


“La ratificación del T-MEC es prioritaria para el desarrollo. Colaborando en ello están Alfonso Romo, jefe de la Presidencia de México, Graciela Márquez, titular de Economía, y Luisa Alcalde, secretaria del Trabajo, Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, y Jesús Seade, para empujar la ratificación del acuerdo con Estados Unidos y Canadá”, acotó Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex a través de su cuenta de Twitter. A dicha reunión acudió Carlos Salazar, del CCE; Francisco Cervantes, de Concamin; Antonio del Valle, del CMN; Marcos Martínez, de la ABM, y Moisés Kalach, cabeza de la IP del Cuarto de Junto. Kalach, director del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales del CCE, dijo que seguirá siendo parte del equipo que impulse la ratificación del acuerdo comercial tripartita, luego de que fue convocado, él y el equipo que encabezó la discusión del T-MEC durante el año pasado, por Carlos Salazar, para empujar el acuerdo.


Ratificación del T-MEC puede ser impulsada por los empresarios de EU


El escenario del nuevo acuerdo comercial luce complicado con la llegada de la mayoría demócrata al Congreso, pero la ratificación del T-MEC puede ser impulsada por los empresarios de los Estados Unidos y en eso confían las autoridades mexicanas.


Ciudad de México.- El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) sigue a la espera de su ratificación por los congresos de los tres países, pero el problema radical se concentra en el vecino del norte, ya que las disputas políticas entre Donald Trump y los demócratas, puede complicar este proceso.


Se espera que sea hasta la segunda mitad de este año cuando se tenga un avance claro para poner en marcha el T-MEC, sin embargo aún no hay mucha claridad sobre la postura que tomará la mayoría demócrata en la cámara baja, lo que sí han anticipado es que exigirán a México cambios en la legislación laboral y de medio ambiente, antes de cualquier aprobación.


El poder de las empresas


Pero adelantándose a estos momentos, un grupo de las compañías más poderosas en los Estados Unidos se unieron y crearon la Coalición por el T-MEC (USMCA Coalition, pos sus siglas en inglés) y está integrada por 215 empresas con mucho peso en el mercado y en ámbito político.


En esta coalición están las miembro de la Cámara Americana de Comercio (AmCham), AT&T y J.P. Morgan, Fiat Chrysler, Ford Motor Company, General Electric, Google, Microsoft y Samsung; entre las más famosas y lo que buscan, es ser un contrapeso que presione y negocie con los miembros del Congreso la ratificación del T-MEC.


Sus argumentos para convencer a los legisladores se basan en cinco razones plausibles:


“1) ayuda a mantener 11 millones de empleos; 2) es esencial para los fabricantes y campesinos estadounidenses; 3) lleva el comercio al siglo 21; 4) impulsa los pequeños negocios de EU, y 5) da más bríos a la economía de servicios”.


Thomas Donohue, presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, aseguró que “la Cámara de Comercio de EU se enorgullece de alzar su voz en apoyo de una rápida aprobación en el Congreso del USMCA (como se llama el T-MEC por sus siglas en inglés)”.


Además, destacó los beneficios conjuntos que significa esto, ya que el “comercio con Canadá y México ha fortalecido nuestra economía por décadas. Este nuevo acuerdo mantiene y fortalece los beneficios de estos lazos comerciales”, dijo Thomas Donohue.

Con lo que el líder empresarial advirtió: “Al lanzar la Coalición USMCA, nosotros y nuestros socios de todos los ámbitos de negocios y la comunidad agrícola, nos arremangamos para asegurarnos de que este acuerdo obtenga el sello de aprobación y pronto”.



México confía en el poder de los empresarios


La creación de la Coalición por el T-MEC ha sido muy bien aceptada por el gobierno mexicano, que confía en el poder que tienen estas empresas para negociar y cabildear en torno a los legisladores, para que el proceso de ratificación de este tratado sea sencillo, rápido y con beneficios para todos.


Así lo considera la subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía (SE), Luz María de la Mora, quien considera que la labor de esta coalición empresarial es un buen apoyo para avanzar en los trabajos de aprobación del T-MEC.


Esta coalición si puede ayudar a que el Congreso de Estados Unidos considere este acuerdo en breve”, argumentó en entrevista con Notimex y agregó que además, será también una nueva forma de darle visibilidad al tratado y que la sociedad entienda mejor sus beneficios.


Es una forma de educar, sobre todo a los tomadores de decisión en Estados Unidos, que en este caso específico será el Congreso, sobre la naturaleza del acuerdo comercial”, manifestó la funcionaria de la SE.


Con esto, la ratificación del T-MEC puede ser impulsada por los empresarios de los Estados Unidos, que con el peso específico que tienen sobre la economía y las decisiones políticas de ese país, pueden convertirse en el equilibrio entre las disputas y los arrebatos entre Trump y el ala demócrata que retomo el poder en el Congreso.

  • Interconnection
  • Interconnection
  • Interconnection
  • Interconnection